La adaptación de los papis a la guardería

adaptacion-papas
La guardería ha empezado para muchos peques y también el cole. Algunos parecen haberse adaptado como por arte de magia sorprendiéndonos a todos. A otros les está costando un poquito más… Pero ¿Qué hay de los papás? También son días «complicados» y de muchos cambios para nosotros, así que el post de hoy no trae consejos para los peques de la casa (esos ya te los conté aquí) , sino para vosotros, que os enfrentáis también de alguna manera a la adaptación a la guardería.

Lo estáis haciendo bien

Es lo primero que quiero deciros. Estos primeros días todo son dudas ¿habré hecho lo correcto? ¿Debería haberle dejado más tiempo en casa?¿Estará bien aunque se quede allí así de triste? Es normal que os cuestionéis las cosas, que tengáis dudas y que os angustie no saber cómo está realmente vuestro pequeño.

La angustia forma parte de vuestro proceso de adaptación, pero toda esa incertidumbre pasará en unos días. Vuestro hijo va a estar bien y vosotros también, sólo tenéis que daros tiempo para acoplaros a la nueva situación.

Toca ser pacientes, darse tiempo, y confiar en que lo estáis haciendo bien.

Seguridad

Seguro que tenéis días en los que pensáis que no ha sido una buena decisión, que no podéis ver como vuestro hijo «sufre», dejarle llorando cada día os deja con el corazón encogido… Son sentimientos completamente lógicos, las primeras separaciones cuestan y efectivamente, a todos los padres nos cuesta ver a nuestros hijos pasarlo mal y no poder ser nosotros los que les demos consuelo. Debéis saber que vuestro hijo lo va a superar pronto, tiene que conocer a su profesora y aprender a confiar en ella (algo que lleva tiempo ¿no crees?), entonces estará bien y vosotros también.

Si os mostráis seguros de la decisión que habéis tomado, confiáis en vosotros, en su profe y en la capacidad de adaptación de vuestro pequeño, pronto estaréis mejor.

Ni caso a las presiones externas

Seguro que habéis escuchado cosas como «¿seguro que lo vais a llevar a la guarde tan pronto?» O «Claro, como no fué a la guardería, normal que le cueste ir al colegio»… No hagais caso de este tipo de comentarios. Cada padre sabe lo que es mejor para sus hijos y para su familia. Si has decidido (o el trabajo ha decidido por tí) que tu peque debe ir a la guardería, es que debe ser así para vosotros. Si, por el contrario, decidiste no llevarle a la guardería y ahora se enfrenta a los primeros días de cole, tampoco hay más que decir. Queréis a vuestros hijos y sabeis lo que es mejor para ellos. Confiad en vuestro instinto.

Ni llevar a un niño a la guardería le facilita la incorporación posterior al cole ni un bebé que tenga que ir a la guardería va tener un trauma por ello. Vuestro cariño al volver a casa es lo realmente importante para ellos.

Fuera sentimiento de culpa

Muchas veces no queremos oírlo porque parece que está mal, que es egoísta o que anteponemos nuestro bienestar al de nuestros hijos pero, la realidad, es que los padres también necesitamos tiempo para nosotros. Tiempo para trabajar, o descansar y cuidarnos para poder estar al 100% después.

La crianza es maravillosa pero también agotadora. Necesitamos estar bien con nosotros mismos para poder cuidar de otra persona y, es posible, que la única manera de hacerlo, sea que nuestro peque vaya a la guardería unas horas. No te sientas mal por eso, tú necesitas ese tiempo, y luego estarás mejor para cuidarle. 

Paciencia  y mucho cariño al volver a casa

Al salir de la guarde o del cole, lo único que necesitáis  tu pequeño y tú son dos cosas, daros mucho cariño y tener un poco de paciencia.

Que le hagan falta todos los mimos que no has podido darle durante el tiempo que habéis estado separados no necesita mucha explicación, los dos lo necesitáis y es la forma de reconectar y de hacer ver a tu hijo que al reencontrarse contigo, todo es como antes (o incluso mejor).

El tema de la paciencia, lo menciono, porque el reencuentro puede no ser el esperado. Puede que estos primeros días los peques estén más demandantes de lo habitual (cómo es lógico), tengan nuevos miedos, descansen peor, vuelvan a hacerse pipí, no nos cuenten nada de lo que hacen en el cole o incluso estén más rebeldes de lo habitual. Iremos hablando de todas estas cosas en próximos posts para ayudaros a afrontarlo. Os aseguro que será algo temporal y que con paciencia, respetando su ritmo, poniéndoos en su lugar y dándoles todo vuestro cariño las cosas volverán a la normalidad en poco tiempo.

Hasta aquí el post de hoy. Mucho ánimo papás. ¡Lo estáis haciendo muy bien!

¡Suscríbete para no perderte ninguno!

¿Te ha gustado? ¡COMPÁRTELO!

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre más artículos por categorías

visto en la calle

VISTO EN LA CALLE

TÉCNICA

tips_diarios

TIPS DIARIOS

¿Quieres que te eche una mano?

Rellena el formulario que ves justo aquí abajo y en un plazo de unas 24/48 horas contactaré contigo :) 
O si quieres echa un vistazo a LOS SERVICIOS que te ofrezco

676 782 068

Email lucia@mimotikids.com​

Ir arriba